Hoy el mundo tuvo el placer de degustar lo mejor desde el helado Kinder – el primer teaser trailer de Star Wars Episodio VII: The Force Awakens. Todos los ingredientes para la receta de ricota están ahí, X-Wings, Stormtroopers, desierto, el Millenium Falcon y el mejor lightsaber jamás puesto en la pantalla grande. Pero como es un teaser, dura apenas más de 1 minuto y no nos mostró nada de la trama ni la idea de la peli. Por eso vengo hoy con las 5 cosas que yo, un fan de la saga desde los 6 años, quiero ver cuando salga la película.

5 – Personajes nuevos e interesantes

Si tengo una cosa que criticar del trailer (sería de hincha pelotas nomás), es que jugó bastante con la nostalgia. No me malinterpretes, eso es lo que tiene que hacer un teaser para captar nuestro interés, pero no quiero que la película esté llena de Stormtroopers, X-Wings y que sea toda en Tatooine o Dagobah. Quiero personajes bien desarrollados, naves y alienígenas nuevos, que no se cuelguen de la nostalgia de la trilogía original. Un nuevo héroe con motivación interesante, un nuevo cazador de recompensas, un villano que sea más profundo que “soy malo” (Darth Maul, Dooku y Grievous, los estoy mirando), y más. Episodio VII, más siendo el inicio de una nueva trilogía, me tiene que atrapar aunque no supiera nada de Star Wars.

4 – Locaciones reales y sucias

Si hay una palabra que describe la estética de las precuelas es “plástico”. Absolutamente todo estuvo filmado en pantalla verde y decorado con un fondo hecho por computadora que se ve más trucho que las tetas de Luciana Salazar. En la trilogía original, podías sentir la humedad de Dagobah y el frío de Hoth como si estuvieras ahí, y la razón aparte de la gran dirección de fotografía es que eran lugares de verdad. Quiero que Episodio VII cuente con locaciones reales; yo sé que es caro y difícil J.J. Abrams, pero eso es parte de hacer una buena película. Además, para mí, Star Wars no es limpio y brilloso, es áspero y sucio. Volvamos a eso, por favor.

3 – Humor sin exagerar

Tres palabras: Jar Jar Binks. Star Wars tiene sus momentos graciosos, pero funcionan mejor cuando son poco prevalentes. Yoda molestando a Luke cuando recién se conocen, los desencuentros entre Luke y Han, esa es la dosis justa de humor que Star Wars necesita. Si hay más, devalúa el corazón que tienen que tener estas películas. “Guerra de las Galaxias”, son aventuras espaciales, con temas universales como heroísmo y amor con las que todos podemos identificarnos. Aunque no sea realista la peli, tenemos que poder tomárnosla enserio, si no no se queda tanto en nuestros corazones. No hace falta poner un conejo/pato gil o un lagarto en traje de robot que tose todo el tiempo.

2 – Lightsabers usados con respeto

El sable láser es posiblemente el arma ficticia más increíble de todos los tiempos. Es una espada de colores que corta cualquier cosa, y tiene un efecto de sonido tan clásico como La Flauta Mágica. Es perfecto. Todos lo amamos, y todos los que vamos a ver la peli queremos ver varios de ellos. Por eso estaría bueno que los personajes no lo pelen cada 5 segundos. Hay que anticiparlo, y hacer que un duelo de sables láser sea BUENO, que sea clásico. Debe estar bien construido, con personajes que tengan alguna razón dentro de la trama para estar peleando. También me encantaría que haya variedad de sables más allá del color. Simples, dobles, y con cualquier forma loca que quede bien para el personaje que lo usa. Son un ícono, y en cierto punto son la estrella de la peli, usémoslos bien, por favor.

1 – El misticismo de la Fuerza

Yo vi la trilogía original cuando era chico, y hubo muchas cosas que hicieron que me gusten las pelis, pero una en particular las elevó más allá de “buena peli” y al territorio de “acabadas múltiples” – la Fuerza. Cuando digo Fuerza no digo mover rocas con la mente o engañar a mentes débiles, sino el trasfondo religioso y místico. La trilogía original de Star Wars toca mucho estos temas (pero sin exagerar), y hasta George Lucas se basó en creencias budistas para inventar el concepto. La idea es que la Fuerza es una energía que vive dentro de todos los seres, vivos y no vivos (eso de los Midiclorians es un chamuyo de las precuelas), y todos pueden acceder a ella.

Los que logran conectarse con la Fuerza pueden tener poderes increíbles, o en otras palabras, ser un Jedi. Pero cómo la usamos define nuestro destino, si para ayudar a otros y mejorar el mundo, o para logro personal. Qué haces es la diferencia entre el lado oscuro y el lado de la luz, no si sos el bueno o el malo de la peli. La idea es que cualquiera puede ir para cualquier lado, por eso es tan interesante el personaje de Darth Vader. El lado oscuro es “más fácil y más seductor, pero no más fuerte”, según Yoda. Todo esto lo explica el Maestro Jedi en El Imperio Contraataca, por cierto.

Las precuelas se cagaron en estas temáticas porque ver personas pelearse con espaditas luminosas sonaba más interesante. Si hay una cosa que quiero que el Episodio VII tenga, es el regreso a estos conceptos místicos tan interesantes. Qué hacemos con nuestra vida, si el bien o el mal, es algo que resuena con absolutamente todo el mundo. Star Wars es un ícono de la cultura pop en todo el mundo. Que coincidencia, ¿no?

Por Santiago Nasra.