Crítica: The Intern (“Pasante de Moda”)

Para empezar, más allá de la objetividad con la cual intentaré redactar ésta crítica, voy a decir que personalmente la amé. Especialmente porque su trama es “integradora” (sí… término extraño para utilizar). Ello en razón de que involucra a todos los grupos etários. Desde una Anne Hathaway (Jules), que protagoniza a una joven, exitosa, emprendedora empresaria, dueña de una tienda online de ropa, hasta un viejo De Niro (Ben), jubilado, que no le simpatiza la situación y la idea del retiro.

© 2014 Warner Bros. Entertainment Inc. and Ratpac-Dune Entertainment LLC. All Rights Reserved.

Ben es viudo, y se pregunta, ¿quién dice que estoy viejo para eso o más joven para lo otro? Así decide hacer un CV, con su cámara digital, para enviarlo por correo a la empresa de Jules, que está en busca de pasantes de edad avanzada para incluir en su staff empresarial.

En éste siglo donde escuchamos hablar del síndrome de Peter Pan, “pendeviejos”, “between”, entre otros términos que utilizan los sociólogos, ésta película nos demuestra que ya no están tan claros los gustos generacionales, y que ser joven o viejo depende de la vitalidad de la persona.

TIN-FP-0076

Si bien es una película predecible, porque no nos sorprende la trama, es una comedia pochoclera, que nos deja un mensaje esperanzador: “más sabe el diablo por viejo que por diablo”; en criollo, los “viejos” nos pueden ser útiles y aportarnos mucho conocimiento.

La película dura 121 minutos, y es dirigida por Nancy Meyers, encargada también de la dirección de “The Holiday” con Kate Winslet, Cameron Diaz, Jack Black y Jude Law, entre otras pelis bien parecidas queridas por la mayoría del público femenino.

The-Intern-Trailer

¿Qué me queda de ésta película? Que cada vez existen menos conductas esperables para edades determinadas, y que más allá de la opinión personal de cada uno, la película demuestra que es posible la amistad entre el hombre y la mujer.

Esperamos que la disfruten tanto como nosotros.

Escrito por Meli.