Análisis | Tekken 7

Tengo que ser sincero, Tekken no es de mis sagas de peleas favoritas. Cuando hago memoria y me remonto a la época cuando tenía mi PS 1, recuerdo juegos que me marcaron y me sacaron el sueño más de una vez. Si tengo que nombrar juegos de peleas de aquella época dorada, siempre en mi lista están los Street Fighter, Mortal Kombat y King of Fighters. Pero por alguna razón, Tekken siempre lo dejé fuera de la ecuación. Habiendo pasado consola tras consola, hoy me encuentro nuevamente con una nueva oportunidad para saldar esa gran deuda con la serie que dio a luz Namco. Y déjenme decirles que Tekken 7 no decepciona.

Hay una frase que dice “Si no está roto, no lo arregles” y encaja en gran parte con Tekken 7. Apenas me toca ponerle las manos encima, siento que el juego se encuentra sumamente pulido pero muy similar a juegos anteriores. Todo se siente como debería ser y sobre todo con mucho refinamiento en las mecánicas. Cada golpe, agarre o movimiento que hagamos, debe hacerse meticulosamente planeado, ya que cada luchador tiene todas las oportunidades de dar vuelta la partida, aún en situaciones bastantes complejas. Por supuesto, nuestra habilidad es solo una parte, el resto hay que depositarlo en la gran cantidad de personajes que tenemos para elegir y que están disponibles desde el primer momento.

La historia de Tekken siempre se mantuvo bastante simple y compacta, con personajes que no tienen demasiado trasfondo. Si hay algo que hay que destacar, es que siempre tuvo sus momentos ridículos llevados al extremo. Eso hace que la serie se distinga y no encaje en un juego de peleas más del montón. En esta séptima entrega, también tenemos un poco de esto, aunque tengo que confesar que a pesar no de tener el desarrollo argumental de otros juegos del mismo género (por ejemplo: Mortal Kombat X o Injustice 2), la historia es excelente.

Tekken 7 cuenta con 14 capítulos al que se le suma un Prologo y un Epilogo, donde se desarrolla la historia principal. Bien digo historia principal, por que al finalizar la campaña se desbloquearán capítulos individuales para cada uno de los personajes de la plantilla, con sus respectivos combates. Todos los eventos de Tekken 7, son una continuación directa del anterior y son centrados específicamente en el enfrentamiento entre Heihachi y Kazuya por el destino del mundo, sumado a una venganza ya ancestral entre padre e hijo que quieren llevar a la conquista del imperio Mishima.

Mención aparte es la aparición de Akuma dentro del juego. Pero no tan solo cómo una colaboración entre Capcom y Bandai Namco para traer a Tekken a uno de los personajes más reconocibles de Street Fighter, si no también por que Akuma ocupa un papel importantisimo dentro de esta séptima entrega, a tal punto que resulta ser canon dándole un plus bastante trascendental.

Como pasa con Akuma, sucederá con otros personajes de otras series. Recientemente se anunció la colaboración con SNK para traer a Geese Howard, el malo de Fatal Fury. Asi que desde ahora, Tekken 7 ya cuenta con DLC de altísimo calidad y significancia dentro del mundillo de los videojuegos y en específico de los juegos de pelea.

En cuanto al apartado online, Tekken 7 se desempeña de forma excelente. Dentro de este modo encontramos los modos Versus y Torneo que nos permiten enfrentarnos a otros jugadores alrededor del mundo. No se experimentaron ningún tipo de dificultades para encontrar partidas, ni tampoco picos de lags dentro de las peleas. Por otro lado, si son de los que gustan de la personalización de los personajes, el juego cuenta con una enorme variedad de accesorios para poner; ropa, colores y efectos, aparte de que también tenemos la posibilidad de mostrar una interfaz personalizada de nuestra tarjeta de presentación a otros peleadores con; placas, nombres y rangos que se pueden obtener con la moneda del juego.

Al final de cuentas, y con respecto a lo que dije al principio en este análisis, Tekken 7 está ahora en mi lista de juegos peleas que voy a recordar por un largo tiempo. No tan solo por sus mecánicas sólidas, si no también por una historia bastante entretenida, el abanico de personajes para elegir, un modo online realmente bueno y un panorama a futuro en cuanto a contenido extra, bastante favorable.

8.5/10